Superioras y animadoras

Presentación

La Congrégation de Notre-Dame fue dirigida por 40 superioras, llamadas hoy animadoras, entre ellas, unas asumieron varios mandatos. Ellas no fueron solamente las administradoras responsables de un grupo mucho tiempo en expansión, pero más bien fueron las guardianas de la identidad y de la misión de la Institución fundada por Marguerite Bourgeoys.

Esas mujeres muy enteras guiaron las opciones de la comunidad con vistas a servir la sociedad en lo de la educación y de las obras sociales. La filosofía de la Congregación era ya renovadora al momento de su fundación. Para desarrollarla, las superioras sucesivas y sus consejos tuvieron que dar prueba de su persuasión, de paciencia y de flexibilidad para mantener el espíritu de cuerpo del grupo y realizar los proyectos deseados, algunos de ellos son notables para la historia de las regiones donde se realizaron.

El liderazgo de las superioras de la Congregación permitió aceptar muchos desafíos y encontrar unas soluciones para continuar el trabajo apostólico de la comunidad, a pesar de los múltiples trastornos de orden político, social, económico, religioso y cultural de los 350 últimos años.